Remesas no cubren necesidades básicas de los niños venezolanos, según Cecodap

De acuerdo con la información de la ONG Cecodap, actualmente los gastos se limitan a necesidades esenciales de los infantes como la comida y el alquiler, dejando a los niños y adolescente en segundo lugar por lo que las remesas resultan insuficiente.

Las remesas de los familiares que se envían del exterior cada vez representan un papel menos protagónico en los hogares venezolanos, sobre todo en los niños, debido a que no alcanzan para sus necesidades básicas, según advirtió la ONG Centro Comunitarios de Aprendizaje, Cecodap.

Mediante una encuesta de la Agencia de Periodistas Amigos de la Niñez y Adolescencia (Pana), se observó que, en promedio, los padres y madres migrantes envían entre 20 y 40 dólares mensuales a Venezuela. Una cifra que apenas cubre para la merienda de los más pequeños en casa.

Por tal motivo, muchas personas se vieron obligadas a completar dicho ingreso para “garantizar la sustentabilidad” de sus familias.

De acuerdo con la Cecodap, los gastos actualmente se limitan a necesidades esenciales como la comida y el alquiler, dejando a los niños y adolescente en segundo lugar.

Sobre esto, el economista Luis Vicente León considera que la valoración actual del dólar ha afectado el poder adquisitivo. Pues, lo que era un sustento para las familias en 2018, pasó a ser un complemento del mes en 2022.

Un ejemplo de ello es lo que vive Rebecca Martínez, de 31 años de edad, quien comenzó a trabajar de repostera para poder mantener a sus hijos de 8 y 10 años de edad. Señaló que el padre de los niños emigró a España, sin embargo, las remesas que recibe no le alcanzan para cubrir los gastos de sus hijos, que semanalmente son de 15 dólares.

“Realmente, las remesas que envía el papá de mis chamos solo alcanzan para completar la charcutería. Él había conseguido un trabajo estable en España, pero la situación allá estaba tensa por la pandemia. Por eso, solo envía fijo esos 40 dólares”, apuntó.

Cecodap: Remesas no garantizan ni las meriendas de los niños venezolanos

Para 2021, la proporción de hogares venezolanos que percibían ingresos por remesas era de 24,3%, según con la Investigación Muestral de Hogares Venezolanos.

“En promedio, estos hogares reportaron recibir 65,8 dólares mensuales, este monto corresponde a finales del año 2021, por lo que incorpora los efectos de la pandemia de covid-19”, indicó el informe de Anova Policy Research.

De acuerdo con el documento, las familias con ingresos menores a 50 dólares mensuales, reciben aproximadamente 26 dólares mensuales por parte de algún familiar en el exterior.

La remesas no garantizan los paseos y esparcimiento de los niños.

Los niños necesitan tiempo de esparcimiento como ir a pasear, así como también ir a parques, al cine, o ir a la playa o piscinas, y con la cantidad de remesa que reciben las familias poco alcanza para eso. también el costo de los pasajes y el preciod e la gasolina hace dificil que la familia destine mucho dinero para el esparcimiento de los infantes.

La pandemia ocasionó un fuerte encierro en los niños venezolanos ya que no podian salir, y esto ha ocasionado problemas de depresión infantil ya que no podian jugar con los demás infantes ni salir a parques ni paseos a la playa o centros comerciales.

Las Remesas no garantizan tratamientos de salud de los niños y adolescentes.

La crisis de salud en Venezuela no es nueva, y los costos en los tratamientos médicos y en las consultas de los niños y adolescentes han ido en aumento, por los cual los presupuestos familiares no alcanzan para poder pagar los tratamientos y muchas familias tienen que pedir donaciones médicas a amigos, familiares e instituciones.

Noticias Diarias

Deja un comentario